De acuerdo con la Clínica Mayo, la incontinencia urinaria, puede significar pérdidas de orina menores y ocasionales, o pérdidas de leves a moderadas, que pueden ser con más frecuencia. Existen diferentes tipos de incontinencia, a continuación, te decimos cuáles.




  • Incontinencia de esfuerzo: significa el momento en que la orina se escapa debido a la presión ejercida sobre la vejiga al toser, estornudar, reír, hacer ejercicio o levantar algo pesado.
  • Incontinencia imperiosa: es la necesidad de orinar es repentina e intensa. Después de ésta, se produce una pérdida de orina involuntaria. Es posible que tengas que orinar con frecuencia, incluso durante toda la noche. La razón de la incontinencia imperiosa quizás es una afección menor, desde una infección, pero también puede deberse a una enfermedad más grave, como diabetes o un trastorno tecnológico.
  • Incontinencia por rebosamiento: existe goteo frecuente o constante de orina, ya que la vejiga no se vacía totalmente.
  • Incontinencia funcional: un deterioro físico o mental puede impedir al paciente llegar al baño a tiempo. Por ejemplo, si se tienes artritis grave, es posible que la persona no pueda desabotonarse el pantalón lo suficientemente rápido.
  • Incontinencia mixta: el paciente tiene diferentes tipos de incontinencia urinaria.


Si presentas alguno de estos problemas, te invitamos a contactar al Dr. Octavio Francisco Hernández Ordóñez, quien te atenderá y te brindará el tratamiento indicado.



Referencias: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/urinary-incontinence/symptoms-causes/syc-20352808